17 abril 2008

Un cofrade no es admitido en una Hermandad de Toledo por ser homosexual

El Plural publica la carta que Juan Carlos Peñuela recibió de su Cofradía

"En relación con su petición para ingresar a la Hermandad Nuestra Señora de los Desamparados, esta Junta Directiva ha decidido por unanimidad que por ahora usted no reúne las condiciones para ser admitido”, se afirma en la carta que Juan Carlos Peñuela recibió el pasado 13 de marzo y a la que El Plural ha tenido acceso. De este modo, la Iglesia Católica discriminaba una vez más a un homosexual.

“Cuando recibí la carta, me hundí. Esa hermandad la había refundado yo con mucho esfuerzo, llamando puerta a puerta en mi barrio para conseguir que Nuestra Señora de los Desamparados pudiese volver a salir en procesión nueve años después. Tras muchas horas de trabajo, logramos redactar unos nuevos estatutos y conseguimos 380 hermanos. Y después, me encuentro con esto”, lamentó a este periódico Juan Carlos Peñuela, un “católico practicante con mucha devoción en la Virgen”.

 
Moral cristina
Para justificar su decisión, la hermandad aclara que no admitirá entre sus miembros “a aquellas personas cuya actividad pública o privada no sea coherente con los postulados de la fe, de la moral o la identidad cristiana”. En definitiva -resume Pañuela-, “vienen a decir que no me admiten por mi orientación sexual”. 

(Lea la carta que recibió Juan Carlos Peñuela de la Hermandad Nuestra Señora de los Desamparados).

Activista gay
En los últimos años, aparte de revivir la Hermandad que ahora le rechaza, Juan Carlos Pañuela presidió Bolo-Bolo, asociación de gays y lesbianas de Toledo. Ha sido esta asociación, junto con los colectivos AB-Lesgay, la Fundación Triángulo y la revista Ecos de Toledo, la que con más fuerza ha denunciado lo ocurrido.

 
“Lamentable”
“Nos parece lamentable que en pleno siglo XXI, la Iglesia católica y entidades a ella vinculadas, como es el caso de esta Hermandad, se empeñen en discriminar a una parte de sus fieles en razón de su orientación afectivo-sexual o su identidad de género”, comentó en una nota de prensa Bolo-Bolo.

 
“Un follonero”
Por su parte, el presidente de la Hermandad, José Luis García Calderón, niega que la razón para no admitir a Peñuela sea su homosexualidad, sino porque es un “follonero”, un “sinvergüenza” y un “impresentable”.

 
“Muy buena persona”
Los que conocemos a Juan Carlos sabemos que eso es totalmente falso, que él no es un follonero ni tampoco un sinvergüenza. Por el contrario, es una muy buena persona que siempre se ha preocupado por los derechos de los demás”, explicó a este periódico María José Hernández, actual presidente de Bolo-Bolo.

El Plural

No hay comentarios: