22 mayo 2008

Destruimos el futuro de los niños adoptados

El otro día de casualidad encontré un titular digno de ser rescatado, de ser comentado y compartido. Un titular claro, conciso, contundente y seguramente apoyado por millones de personas. Un titular que me calentó un poco la sangre y me subió la mala leche.

angel

Vaticano afirmó que adopción en parejas gay destruye el futuro del niño.

Y como ya me había metido en algún apunte anterior por estos lares, me pareció muy apropiado. Intentare contenerme, contar hasta 100 y volver a empezar. Cada vez que leo esas letras en negrita me dan ganas de nada bueno.

Desde luego nada comparado a los datos que recoge elmundo.es: “El maltrato doméstico a niños ha crecido en España un 150% en los últimos cinco años”. ¿Hablamos también de los casos de pederastia?. Y miles de casos, apuntes, datos que puedes recuperar en cualquier buscador. Pero claro… esto es dentro de la unidad familiar tradicional.


Estas declaraciones son del Ministro de la familia del Vaticano (tengo los pelos como escarpias ya). Afirma la tragedia que viviría el niño en una familia de estas características y sobre el intento de la Iglesia de acercar a estas personas a la salvación. Menos mal.

Casi no recuerdo ninguna noticia donde una pareja homosexual maltrate a su hijo, ya sea adoptado o engendrado de forma natural dentro de las diferentes opciones que hay. Casi ni me suenan abusos en este entorno.

Pero ya sabéis que la Iglesia es quien pone los pilares de esta sociedad. Voy por el diezmo, que en media vienen a recogerlo.

Ambiente G

No hay comentarios: