04 mayo 2008

El alcalde de Andratx se viste de rosa para casar a Tamara y Maria Antònia

El edil socialista, policía en excedencia, ofició ayer la ceremonia civil en la que contrajo matrimonio una agente del municipio

andratx

LORENZO GUTIÉRREZ. ANDRATX. "Nuestra Constitución prohíbe la discriminación, entre otras causas, por razones de sexo. Y, el hecho de que las personas de orientación homosexual no pudieran, hasta ahora, contraer matrimonio entre sí no era sino, una discriminación más. ¿Son acaso de mejor condición las parejas heterosexuales que las homosexuales? ¿Deben tener menos derechos los gays o las lesbianas que quienes no lo son? ¿No son tan respetables los afectos entre personas, sea cual sea su orientación?". De esa manera se pronunció ayer el alcalde de Andratx, el socialista Xisco Femenias, mientras casaba a Tamara y Maria Antònia en los jardines del Castell de Son Mas.


Esta pareja de mujeres que residen en la pequeña localidad de s´Arracó del municipio de Andratx, Maria Antonia, Policia Local de profesión, y Tamara, que trabaja en un restaurante en el núcleo de Peguera, se conocieron hace ahora dos años. La primera cita fue, sin ir más lejos, en el Café Cubano de la plaza Pou de Andratx Vila.


Tamara, nacida en Cuba y madre de una niña, comenta que salió, como se dice del armario, cuando conoció a la agente de Andratx. Fue sin duda un flechazo. Desde entonces han sido dos años muy intensos cargados de emociones, convivencia y sobre todo, lo más importante, esa palabra que significa tanto y es capaz de unir a dos personas sin discriminación de sexo, el amor.


Después de todo se pusieron fecha para contraer matrimonio y fue ayer, en los jardines del Castell de Son Mas, donde se dieron ante el alcalde de la localidad, familiares, compañeros y amigos, un cómplice y cargado de significado, sí quiero. Después del beso y tras enfundarse las alianzas, los pétalos cayeron sobre los rostros de las dos mujeres.

 
Después de la ceremonia civil, un descapotable amarillo las acompañó hasta la localidad de Sant Elm donde, en el hotel Aquamarin, todos los invitados celebraron esta unión de mujeres en matrimonio.


El alcalde Femenias, Policia Local de Andratx en excedencia, casó a su compañera de trabajo, la agente, Maria Antonia. La primera autoridad del municipio le prometió a la pareja que las casaría de rosa y así fue el color de la americana. Femenias añadió en la ceremonia que "lo que hoy celebramos es, sí, un matrimonio, mal que le pese a quienes desde siempre han sido portavoces de la intolerancia y de la imposición". La policía lucía una pulsera reivindicativa con los colores del arco iris, símbolo del movimiento gay y lésbico.

Diario de mallorca

No hay comentarios: