12 mayo 2008

La Esperanza homófoba

El Partido Popular ha explotado. De un tiempo a esta parte, la formación política heredera del Franquismo -recordemos que su presidente de honor, Manuel Fraga, fue ministro durante la dictadura franquista y, por tanto, cómplice y partícipe de las atrocidades cometidas por el régimen- venía siendo un polvorín en el que tenían cabida todo tipo de votantes (derecha moderada, liberales, falangistas, etc.). Esta situación ha provocado que el PP, que fuera en su día "ejemplo" -a su manera, eso sí- de organización y cohesión, haya saltado por los aires.


Ahora, muchos de sus afiliados, desesperados por no tener un líder que encauce las riendas del partido, han apostado por diferentes candidatos. Unos cuantos creen que la mejor opción es Esperanza Aguirre, la privatizadora oficial de la comunidad madrileña que, recordemos, retiró a COGAM una subvención para financiar un programa para lucha contra el SIDA a pesar de que su tío, el genial Jaime Gil de Biedma, poeta y homosexual, muriera de esta enfermedad. Para que luego digan que "la familia importa"...


Pero vayamos más allá: hace apenas un año, la Asamblea de Madrid rechazó, gracias a los votos del PP, una propuesta del grupo de Izquierda Unida para la elaboración de un plan que luchara contra la homofobia en el ámbito educativo. Cualquiera sabe que la homofobia en institutos y colegios existe y que es muy dañina para quien la sufre. Sin embargo, para la presidenta peliteñida de la Comunidad no es una prioridad.


Ojalá salga elegida presidenta del PP. Así, por lo menos, los madrileños nos la quitaríamos de encima, que falta nos hace.

Diario de un comunista gay

No hay comentarios: