08 mayo 2008

La sobrina del cardenal-arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, se desnuda para denunciar la "hipocresía" de su tío

Madrid, Mayo 7, (AFP) La sobrina del cardenal-arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, presidente de los obispos españoles, ha posado muy ligerita de ropa en una revista española para, según ella, "desnudar la hipocresía de mi tío".

InterviuV


El semanario Interviú, que une erotismo y reportajes de investigación, dedica esta semana su portada a "la sobrina rebelde del cardenal"-arzobispo de Madrid, Magdalena Rouco Hernández, que ha posado en top-less en varias páginas interiores.


"A través de mi tío he descubierto la hipocresía de la Iglesia, que predica una cosa y hace la contraria", declara esta joven morena de 27 años, casada y madre de dos pequeños.


"Mi tío no se cansa de repetir que la familia es sagrada, que hay que respetarla y luchar por ella, pero luego él desprecia y abandona a la suya", afirma la joven.
Esta asegura que siente un gran rencor por su tío desde la muerte de su propio padre hace siete años.


Historia de la rebeldía
"No acudió al funeral de mi padre. No envió flores ni dio el pésame a mi madre. Lo único que hizo fue mentir: me dijo que no podía ir al entierro porque tenía una cita con el Santo Padre y me aconsejó que me encomendase a Dios", afirma Magdalena.


La joven asegura que después supo por un allegado que su tío no tenía esa cita con el papa Juan Pablo II en ese momento.

Añadió que su indignación aumentó después que recientemente el presidente de la Conferencia Episcopal Española le volviera a negar su ayuda cuando acudió a él porque su esposo había perdido su trabajo.


"Creo que es porque somos pobres, por eso se esconde de nosotros", aseguró Magdalena.


El cardenal-arzobispo Rouco Varela, de 71 años, es el principal valedor de la línea dura en el seno de la Iglesia española, oponiéndose firmemente a reformas sociales del gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero como el matrimonio homosexual. A principios de marzo fue elegido presidente de la CEE, cargo que ya había desempeñado antes.

La FM

1 comentario:

ovandito dijo...

Queda patente la hipocresia y la doble moral de la jerarquía eclesiástica que también se encuentra en los sectores más conservadores de la sociedad; "haz lo que quieras pero guarda las apariencias". ¡Qué falserío tan repugnante!