31 mayo 2008

Rusia levanta la prohibición de donar sangre a homosexuales y prostitutas

Un reconocimiento médico previo es requisito obligatorio para todos los donantes

MADRID | MOSCÚ.- Soplan aires nuevos en Rusia. El Ministerio de Sanidad del país ha anunciado que quita la prohibición que hasta ahora negaba a los homosexuales, prostitutas y drogadictos la posibilidad de donar sangre. La antigua medida, que regía desde el año 2001, también afectaba a los mayores de 60 años, que a partir de ahora sí podrán ayudar a otros con sus glóbulos rojos.

1211560178_0

La disposición nueva fue firmada por la titular de Sanidad rusa, Tatiana Gólikova, y entrará en vigor 10 días después de que sea publicada en "Rossíiskaya Gazeta", el diario oficial del Gobierno.

Según los activistas gays este paso adelante "es una victoria del proyecto de defensa de derechos humanos emprendido desde la página GayRussia, que durante dos años ha estado luchando por la revisión de la normativa dictada por el ministerio", afirman en una nota difundida en la web.

Los médicos aseguran que las enmiendas a la normativa que regula la donación de sangre no contienen cambios significativos ni obedecen a a que haya una grave escasez de ella en los hospitales.

"No hay ninguna crisis, simplemente estamos adecuando las normativas a las realidades de hoy. En la disposición no hay grandes novedades ni tampoco cambios radicales en el proceso de donación", explica el director del Instituto de Transfusiones de Sangre, Vladímir Gorodetski.

Así, indicó que el punto de la normativa que mencionaba a "homosexuales, drogadictos y prostitutas" ha sido sustituido por uno que establece que los donantes deben pasar obligatoriamente un reconocimiento médico.

Además, el donante de sangre deberá firmar una declaración en la que asume toda la responsabilidad por la información proporcionada a los médicos y señala que está en conocimiento de que la ocultación del padecimiento de enfermedades venéreas o sida está penada por la ley.

Por delante de EEUU

Con esta decisión, Rusia aventaja en este tema a países tan dispares como Sudáfrica o Estados Unidos, que siguen prohibiendo a los hombres que mantienen relaciones con otros hombres donar sangre.

En EEUU la prohibición se implantó en 1983 con el objetivo de prevenir la propagación del VIH a través de las transfusiones sanguíneas. A pesar de las quejas y las presiones de varios organismos para que la situación cambie, la norma aún no se ha modificado.

Por su parte, la directiva de la UE sobre donaciones prohíbe donar a las personas cuya conducta sexual suponga un alto riesgo de contraer enfermedades infecciosas graves que puedan ser transmitidas por la sangre. No obstante, no hace ninguna referencia a la orientación sexual de la persona ni distingue entre hombres y mujeres.

En España, al igual que en otros países, se utiliza el formulario de autoexclusión. Los donantes, antes de la extracción, reciben una hoja informativa sobre las actividades de riesgo que pueden dar lugar a enfermedades como el sida o la hepatitis. De esta manera, el donante se excluye a sí mismo si cree que ha incurrido en alguna práctica peligrosa.

El Mundo

No hay comentarios: