09 mayo 2008

Un test de diagnóstico rápido del VIH demuestra su eficacia en la India rural

A TRAVÉS DE LA SALIVA

  • La prueba está disponible en España desde febrero de 2008
  • Existen otros cinco tests rápidos en plasma o sangre, que también requieren confirmación

La transmisión del VIH de madres a hijos, que en países desarrollados es un problema prácticamente olvidado, sigue estando plenamente vigente en muchas regiones pobres. Un nuevo (y sencillo) test para detectar el virus del sida mediante la saliva podría ayudar a luchar contra esta vía de contagio, especialmente en escenarios de pocos recursos.

1210012839_0

Lo han comprobado en la maternidad de Maharastra, una localidad de la India, donde la mayoría de las 3.500 mujeres que acuden a dar a luz cada año desconoce si es portadora del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Los resultados de su experiencia se acaban de dar a conocer en las páginas de la revista científica gratuita 'PLoS Medicine'.

En total, 1.222 mujeres que acudieron allí a parir en 2006 aceptaron someterse al test de la saliva, que consiste en frotar con una pequeña paleta las encías para obtener una muestra de fluido oral (un trasudado que se produce en la boca antes que la saliva propiamente dicha) y sumergirlo después en una solución. Ésta permite que la saliva fluya por el test hasta llegar donde está el antígeno pegado; si en el fluido oral hay anticuerpos del VIH se pegarán al antígeno y aparecerá una raya roja de positivo. El resultado estuvo listo en una media de 20 minutos.

Posteriormente, las conclusiones de la prueba de saliva (que se comercializa como OraQuick) se confirmaron con los obtenidos mediante el tradicional análisis de sangre que se utiliza para detectar la infección por VIH (una prueba denominada ELISA), y los investigadores, dirigidos por una especialista de la Universidad McGill de Canadá, observaron una coincidencia del 100%.

Diagnosticar a las madres para tratar a los hijos

En total, las pruebas permitieron identificar a 15 mujeres que eran portadoras del VIH, 11 de las cuales se enteraron de su diagnóstico en aquel momento. Todas ellas recibieron terapia antirretroviral en el momento de dar a luz y una serie de consejos posparto sobre profilaxis, lactancia o tratamiento y pronóstico de su enfermedad. Trece de sus hijos nacieron sin el VIH y otros dos pequeños murieron cuando tenían un mes de vida.

El 45% de los 40 millones de personas que conviven con el VIH en el mundo son mujeres, la mayoría de ellas en edad reproductiva. A pesar de la proporción que representan, apenas un 9% de las mujeres embarazadas infectadas recibe terapia antirretroviral, una cifra que dificulta enormemente los esfuerzos globales por frenar la epidemia en niños (que podrían beneficiarse de la terapia antirretroviral administrada a tiempo).

Las mismas cifras también indican que el 75% de la transmisión del sida de madres a hijos se produce en el momento del parto, y la disponibilidad de este tipo de tests rápidos podría ayudar a conocer el estatus de la madre para intervenir en poco tiempo. Muchas de estas mujeres de la India rural, subraya el artículo, tienen su primer contacto con el médico cuando acuden al hospital a dar a luz. "Y esa es la última oportunidad que tenemos para evitar que contagien a sus hijos", apuntan.

Diferencias culturales

Sin embargo, los especialistas advierten que una de las principales 'pegas' de estas pruebas rápidas (bien a través de la saliva o una gota de sangre) son los diagnósticos falsamente positivos (es decir, que indican que alguien tiene VIH cuando en realidad no es portador). Este problema, que se asume como mal menor en las regiones donde no existen ni laboratorios ni técnicos sanitarios capaces de hacer los análisis estándar, supone una cuestión a tener en cuenta en los países occidentales.

1210012839_extras_ladillos_1_0

"Aunque OraQuick ya está aprobado por las autoridades de EEUU y Europa, en los países occidentales un paciente no es considerado seropositivo hasta que no se confirma mediante pruebas serológicas de diagnóstico estándar para la detección de anticuerpos anti-VIH [la prueba ELISA y posteriormente un análisis confirmatorio llamado 'Western blot']", explica a elmundo.es África Holguín, especialista en epidemiología molecular del VIH, antes en el Hospital Carlos III y ahora en el Ramón y Cajal, ambos en Madrid.

Estas pruebas rápidas, explica esta especialista, son muy útiles en situaciones de emergencia, en las que no se dispone de varios días para esperar los resultados, o para poder hacer un 'screening' masivo en países con infraestructuras sanitarias limitadas y pocos recursos (como en el caso de la maternidad). Además, al basarse en una prueba de saliva podría ayudar a superar algunas barreras culturales que enfrentan a ciertos pacientes contra la extracción de sangre.

Según explican a elmundo.es fuentes del Plan Nacional contra el Sida, hasta principios de 2008 estaban comercializados en España cinco test rápidos, todos ellos en plasma o sangre, exclusivamente para uso hospitalario (ninguno de ellos puede comprarse directamente en farmacias, sino que deben adquirirse directamente en los laboratorios y ser utilizados por personal sanitario)

El pasado mes de febrero se autorizó además este test de detección de anticuerpos a través de la saliva, que en España está comercializado con el nombre de OraQuick Advance por Laboratorios Leti SL (en EEUU lo vende Orasure Technologies). Tampoco puede comprarse directamente en farmacias.

El Mundo

No hay comentarios: