05 marzo 2008

Otra vez nos cayó Rouco

 

imagen BEATRIZ GIMENO

Pretendía que esta colaboración mía hablara a menudo de lesbianas, visibles, orgullosas, valientes, aguerridas, brillantes… (porque la FELGTB ha declarado que este 2008 tiene que ser el año de la visibilidad lésbica) pero las cosas que pasan, que nos pasan, se imponen. Al fin y al cabo es muy grave para las lesbianas, para las mujeres desde luego, que Rouco haya vuelto a ser el presidente de esos señores célibes, sin hijos, sin sexualidad conocida, que dedican la mayor parte de su tiempo a decirnos a todos y sobre todo a todas, como manejar, y como manejarnos con - que cada una hace lo que puede- nuestra sexualidad y nuestros placeres.

Como soy muy optimista y pienso que “no hay mal que por bien no venga” a lo mejor el gobierno progresista que salga de las urnas comprende de una vez que no valen los paños calientes, que las obsesiones de la iglesia no tienen remedio y que no por darles más y más van nunca a tener bastante. Es más bien al contrario, sus deseos (suponemos que no sexuales) son infinitos.

 
Como da la casualidad de que mis estudios universitarios son algo tan raro como “hebreo y arameo bíblicos” algo de la iglesia conozco aunque me defina como atea irreductible. Por eso la razón de que unos señores que se dicen seguidores de otro (Jesús de Nazaret) que no dijo en toda su vida una sola palabra acerca de moral sexual y al que verdaderamente lo único que le enfurecía eran los ricos, haya derivado en una iglesia obsesionada con lo que hacemos los humanos en la cama es uno de los grandes misterios de este mundo. Casi mayor que el de la Trinidad, desde mi punto de vista.

 
Ha vuelto Rouco con su odio a quienes disfrutamos de nuestra sexualidad y de nuestros cuerpos, ha vuelto Rouco a clamar contra quienes queremos ser felices en nuestra diferencia, ha vuelto Rouco para clamar contra este Madrid que se ha convertido en Sodoma y Gomorra, como ya dijo. Pues que se vaya preparando porque este año es el de la visibilidad lésbica, así que puede que Madrid sea más Gomorra que nunca. Llena de lesbianas orgullosas, brillantes, valientes, atrevidas y, sobre todo, visibles.


Beatriz Gimeno es escritora y ex presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB)

Fuente

No hay comentarios: